Adolescente abre fuego en escuela de EEUU y mata a dos alumnos e hiere a otros 17

0
58

Al menos dos estudiantes murieron y casi una veintena de personas resultaron heridas ayer cuando un adolescente abrió fuego en un instituto del estado de Kentucky, en el último tiroteo en sacudir Estados Unidos.

Un alumno de 15 años fue arrestado por perpetrar presuntamente el ataque en el centro de educación secundaria Marshall County High School de la pequeña ciudad de Benton.

Los dos estudiantes fallecidos, también de 15 años, murieron por heridas de bala, según explicó en una rueda de prensa el gobernador Matt Bevin.

Doce personas también recibieron disparos y cinco sufrieron otro tipo de lesión durante el tiroteo.

El sospechoso fue detenido “sin violencia” y “será acusado de ambos asesinatos e intento de asesinato”, señaló.

El jefe de policía de Kentucky, Rick Sanders, contó que el tiroteo comenzó cuando el centro escolar arrancaba sus actividades de la mañana.

“El incidente se inició a las 07H57 (13H57 GMT) cuando un estudiante de 15 años armado con una pistola entró en el instituto y empezó el tiroteo”, señaló.

A las 08H06 llegaron los primeros auxilios, tras recibir una llamada de emergencia.

La policía estatal estuvo hace poco en la zona “enseñando a alumnos y profesores a cómo responder a un tiroteo y todo el mundo en el instituto reaccionó de forma apropiada”, celebró.

– La lacra de los tiroteos
El jefe policial reveló que en el momento del tiroteo había un agente encargado de la seguridad del centro escolar, pero no dio detalles de su actuación durante el incidente.

Los alumnos huyeron cuando oyeron los disparos, según el diario The Marshall County Tribune-Courier, y se refugiaron luego en una escuela cercana donde sus padres pudieron recogerles.

“Es una gran tragedia”, manifestó el gobernador en un comunicado antes de la rueda de prensa. “Es increíble que esto ocurra en una pequeña comunidad como el colegio Marshall County”.

De acuerdo con Everytown for Gun Safety, una ONG que trata de reducir la violencia armada, el último tiroteo en Kentucky ocurrió en septiembre de 2014, cuando un estudiante hirió de un disparo a otro en un pasillo del colegio Fern Creek High School de Louisville.

Estados Unidos sufre constantemente tiroteos. En los últimos meses sufrió dos de los más sangrientos de la historia del país.

En octubre de 2017, un hombre abrió fuego desde un hotel de Las Vegas, matando a 58 personas e hiriendo a más de un centenar que disfrutaba de un festival de música country.

Al mes siguiente, un hombre asesinó a 26 personas, incluido un recién nacido, en una iglesia de Texas.

Esta lacra abre una y otra vez el debate sobre el control de armas.

La mayoría de congresistas demócratas abogan por endurecer las leyes para reducir el número de matanzas, mientras que los republicanos –apoyados por la poderosa Asociación Nacional del Rifle– se opone a implementar restricciones, alegando que los ciudadanos pueden protegerse mejor con armas de la violencia armada.