Ambas Coreas acuerdan fechas para actuación de orquesta norcoreana en el Sur

0
50

Las dos Coreas acordaron hoy las fechas y recintos en los que actuará la orquesta norcoreana Samjiyon en el marco de la participación de Corea del Norte en los Juegos de Invierno que se celebran en el condado surcoreano de PyeongChang.

Seúl aceptó hoy las fechas y auditorios propuestos en la víspera por el régimen de Pyongyang para los dos conciertos que dará la orquesta a principios de febrero, confirmó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano.

El primero de los recitales será el 8 de febrero -víspera de la ceremonia inaugural de PyeongChang 2018- en el Centro de las Artes de la ciudad de Gangneung (costa nororiental), una de las sedes de los Juegos.

Las dos Coreas han acordado marchar bajo la bandera unificada en la inauguración del evento el día 9, en lo que supondrá su primer desfile olímpico conjunto desde 2006.

El segundo de los conciertos de la orquesta Samjiyon será en el Teatro Nacional de Corea en Seúl el 11 de febrero, el día de antes de que el conjunto retorne al Norte.

La banda utilizará el paso fronterizo intercoreano occidental (situado cerca del clausurado polígono de Kaesong) para entrar y salir del país vecino los días 6 y 12 de febrero, según han acordado ambos países.

La agrupación, cuyo nombre viene del condado norcoreano a las faldas del monte Paektu -lugar sagrado en la particular iconografía del régimen-, parece haber sido creada expresamente para estos Juegos y está liderada por la artista Hyon Song-wol.

Hyon, que también es líder de la famosa banda Moranbong y que se rumorea que fue pareja del mandatario, Kim Jong-un, fue el centro de atención durante una visita previa realizada esta semana por una avanzadilla norcoreana que inspeccionó varios auditorios para los mencionados conciertos.

La visita de Samjiyon, compuesta por unos 140 músicos, cantantes y bailarines, ha levantado una gran expectación en el Sur, aunque también protestas entre grupos conservadores.

El lunes unas 200 personas quemaron una foto de Kim Jong-un y una bandera norcoreana en Seúl, donde se encontraba de visita la avanzadilla norcoreana, en protesta por el acercamiento acordado entre las dos Coreas con motivo de los Juegos.

El Gobierno surcoreano ha pedido al público que Corea del Norte, país con el que el Sur se mantienen técnicamente en guerra desde los años 50, sea recibido con igual calidez que el resto de naciones participantes en los Juegos.