Mantienen presa estilista dañó glúteos a mujeres

0
67

La Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación de la Provincia de Santo Domingo dispuso ayer el mantenimiento en prisión de una auxiliar médico, acusada de mala práctica, por dos mujeres, a quienes les habría inyectado una sustancia para agrandarles los glúteos, provocándoles lesiones graves.

El tribunal presidido por José Aníbal Paredes, adoptó la decisión al rechazar un recurso de apelación presentado por la imputada Yoenly Marisol Capellán Guzmán, propietaria del Salón Estética Pura Belleza, del Ensanche Ozama, con el cual buscaba obtener su libertad.

Está acusada de estafa, heridas por inobservancia de las normas y violación a la ley general de salud.

Para justificar el mantenimiento en prisión de la imputada, el tribunal alegó que los presupuestos que dieron lugar a la medida de coerción, consistente en tres meses de prisión preventiva, dictada por el Juzgado de Atención Permanente de esa jurisdicción, no han variado. En la audiencia, los abogados de la imputada recluida en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Mujeres, habían pedido al tribunal  variar la prisión preventiva por el pago de una garantía económica de 10,000 pesos y presentación periódica.

La querella en contra de la imputada fue interpuesta por Mariela Lara y Andris Estefani Cruz del Toro, quienes la acusan de inyectarle una sustancia, provocándole lesiones graves de acuerdo al certificado médico legal.

Conforme con la querella, la imputada se vendía como cirujana plástica y especialista en estética; sin embargo, esta dice estar capacitada para hacer el procedimiento que hizo, y que no fue contratada como cirujana plástica como alegan las querellantes, ni como centro ni como servicio, ni como procedimiento.

Sostiene que las querellantes la contrataron como cosmiatra esteticista, con una especialidad o taller avanzado en lo que es auxiliar médico, por lo que “puedo hacer el procedimiento que se les hizo”.