Procompetencia coloca alerta roja a sectores económicos

0
36

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (ProCompetencia) colocó en alerta roja a varios sectores económicos del país a través de la más reciente revisión de su Observatorio de las Condiciones de Competencia.

Los huevos, la leche y el transporte de carga fueron los mercados que se colocaron en alerta máxima o prioridad alta, además, existe un “sector regulado” que la entidad no reveló al alegar que corresponde a otra agencia declarar esos detalles.

La información la dio a conocer la presidenta de ProCompetencia, Yolanda Martínez, al asistir al encuentro Listín Diario en la Globalización, que coordina el economista Juan Guilliani Cury para esta sección de Economía & Negocios.

Martínez indicó que en prioridad moderada o alerta amarilla, se encuentra la elaboración de cervezas y bebidas malteadas, el sector de azúcar morena, la venta al por mayor de máquinas; los equipos de implementación de uso de imprentas, artes gráficas y actividades conexas; la matanza y procesamiento de carne de aves y la elaboración de cementos.

Además se encuentran en esta posición las industrias de hierro, acero y varilla, la elaboración de aceites y grasas, las actividades de agencias de viajes, operadores turísticos, servicios de reserva y sus actividades, y el sector de agua purificada.

El Observatorio, de fecha octubre-diciembre de 2017, coloca en esta ocasión en prioridad baja al sector de la harina, talleres de reparación y fabricación de coque y productos de la refinación del petróleo, impresión y reproducción de grabaciones.

También la fabricación de jabones y detergentes, pan y panecillos, equipos eléctricos, productos farmacéuticos, alambres eléctricos y la elaboración de hielo.

Martínez, quien se hizo acompañar de los miembros del Consejo Directivo de ProCompetencia, Juan Reyes, Marino Hilario, Iván Gatón y Víctor Mateo, resaltó que en revisiones anteriores los sectores que hoy se posicionan en alerta verde formaron parte de la categoría de prioridad alta.

Manifestó que debido a que ProCompetencia tiene recursos limitados, se auxilian de mecanismos científicos para monitorear los mercados y apuntar hacia la investigación o los trabajo de abogacía.

Se hizo por seis criterios
La presidenta de ProCompetencia explicó que el estudio del Observatorio se realizó a través de seis criterios, que son: ponderación y comportamiento de los bienes y servicios de la canasta familiar, la participación en el producto interno bruto (PIB) por actividad económica, la concentración de los mercados, los insumos intermedios, las regulaciones restrictivas y las inquietudes de la sociedad.

Indicó que cuando un renglón o sector aparece en dos o más de esos criterios, se evalúan y se incluyen a la revisión. Dijo que en los sectores colocados en alerta prioritaria se encontraron alta concentración y denuncias entre empresas. Sin embargo, consideró se debe esperar la acción del Comité Ejecutivo de la entidad.

De acuerdo al Índice Herfindahl Hirschman (IHH) de mercados, de octubre a diciembre del año pasado, la elaboración de leches y productos lácteos deshidratados (incluyendo la estandarización, homogeneización, pasteurización y esterilizamiento), registraron la concentración de mercados más alta, con 9,996 en el periodo agosto-septiembre y 8,712 de octubre a diciembre.

Prácticas que sancionan
Son tres. 
La presidenta de ProCompetencia recordó que existen tres prácticas que la entidad sanciona, que son: las prácticas concertadas y acuerdos anticompetitivos, en la que existe una investigación sobre analgésicos de GSK; el abuso de posición dominante, en la que investigan sobre las casas cárceles; y la competencia desleal, donde mantienen una investigación tras recibir denuncias por violación a registros sanitarios con relación a las especias en algunos supermercados. Añadió que en este punto también existe una violación de un contrato de distribución exclusiva.