Feminicidios golpean hogares en la región norte

0

Los feminicidios siguen en aumento en el país, principalmente en la región Norte. De acuerdo a estadísticas que manejan la Policía Nacional y el Ministerio Público, al menos 35 mujeres han sido asesinadas en esta región en lo que va de año por sus parejas y exparejas.

La mayor cantidad de homicidios de mujeres que han ocurrido en el Cibao corresponden a la provincia Santiago, donde las autoridades policiales y ministeriales cuentan 15; Puerto Plata 6; Valverde 4; La Vega 3; Duarte 5; Sánchez Ramírez 3; Monseñor Nouel 2, y Monte Cristi, una.

Según informes de la Policía, las víctimas tenían edades entre los 16 a 53 años y muchas de ellas procrearon con sus parejas y exparejas, entre uno a cuatro hijos, muchos de ellos menores de 18 años.

También, las estadísticas de las autoridades establecen que al menos nueve de los homicidas se suicidaron luego de cometer los hechos.

Mientras otros, intentaron quitarse la vida luego de cometer los crímenes, pero sobrevivieron y ahora se encuentran cumpliendo condenas en cárceles dominicanas.

Reacción feminista

No obstante, la vocera del Movimiento Feminista Hermanas Mirabal y de la Coordinadora de Mujeres del Cibao, Raquel Rivera, dijo que la cifra es mayor de la que ofrecen las autoridades.

La feminista explicó que el Ministerio Público solo informa en sus estadísticas las muertes de mujeres por parte de sus parejas y exparejas, pero que hay otras que mueren violentamente en circunstancias sospechosas y no son contabilizadas como feminicidios.

Rivera, en declaraciones para LISTÍN DIARIO, lamentó que la violencia de género y las muertes de mujeres estén fuera de control.

Por igual, deploró que la sociedad y el Estado, principalmente, con la cuota de responsabilidad que tiene, no están asumiendo sus roles y entiende necesario que se actúe con una política de prevención.

Para la dirigente feminista, las autoridades se limitan a actuar en lo relativo a la persecución, pero también lo hacen con mucha deficiencia.

Asimismo, observó que muchas de las víctimas con anterioridad se habían acercado a las autoridades en busca de ayuda y que no recibieron la protección debida.

También refirió que muchas de las mujeres que se sienten amenazadas no se acercan a las autoridades porque entienden que cuando acuden a esos estamentos no consiguen lo que quieren y que en vez de obtener protección, lo que hacen es que se complica su situación.

“Por tanto, esos niveles de indiferencia, sobre todo de las autoridades responsables y la cultura de silencio frente al tema de la violencia, fomentan los feminicidios”, insistió.

Los huérfanos

La feminista manifestó que en este preocupante fenómeno también hay que tomar en cuenta los niños, niñas y adolescentes que han quedado en la orfandad, porque algunos de los feminicidas se han suicidado, otros han intentado hacer lo mismo y otros están privados de su libertad; pero los hay que también se encuentran prófugos.

SUCESOS RECIENTES

Un hombre mató a su pareja y luego se suicidó ayer en el municipio Luperón de la provincia Puerto Plata.

La víctima es Lilian Soraida Francisco Cid, de 23 años, y el victimario-suicida Juan Eduardo Peralta, de 36 años.

El pasado martes, Ariel Antonio Rodríguez Vargas mató en el sector La Ciénaga de Cabarete, en el municipio Sosúa, a su expareja sentimental Cristina Inoa Mendoza.

La Oficina de Servicio de Atención Permanente del Distrito Judicial de Puerto Plata lo envió a prisión por un año, como medida de coerción.

El Ministerio Público sustentó su denuncia afirmando que Rodríguez Vargas, tras cometer el hecho envió notas de voz a través de la aplicación móvil Whatsapp a una prima de la fenecida para informarle que la había golpeado y al parecer la había matado.

En el acta de levantamiento del cadáver se establece que la muerte se produjo por heridas traumáticas en la región nasal y estrangulamiento.

El 8 de mayo de este año, Yolanda Ramírez Puntiel, de 33 años fue asesinada en el paraje Mocán, de Baitoa, Santiago, por su pareja sentimental Tony Brito Rosario, de 53 años.

Familiares de la fenecida manifestaron que la pareja discutía con frecuencia.

FUENTE. LISTIN DIARIO